10 Mejores motos base para hacer una Scrambler

Base para Scrambler

La moda de las motos Scrambler ha llegado para quedarse. Cada vez son más los fabricantes que incluyen modelos de serie con esta estética. Como lo que nos gusta es hacerlo todo nosotros mismos, vamos a repasar las mejores motos para tomar como base para hacer una Scrambler.


¿Qué es una moto Scrambler?

Antes de elegir una buena base para Scrambler conviene repasar qué es una moto Scrambler, ya que de ello dependerá nuestra elección.

Al igual que casi todos los estilos, las Scrambler nacen de un tipo de carreras: las de punto a punto. Los participantes conocían el punto de salida y el punto de llegada, pero el recorrido quedaba a su elección. El primero que llegaba ganaba, por lo cual era vital encontrar la ruta más corta, aunque ésta pasara por la mitad de un campo de cultivo o un terreno pedregoso.

Aunque circula la leyenda urbana de que el termino Scrambler procede de las acepción inglesa del verbo scramble – revolver, y más concretamente a los huevos revueltos (scrambled eggs), pues es así como quedaría tan soberana parte de nuestro cuerpo después de una carrera de punto a punto, lo cierto es que proviene de otra acepción del verbo, en este caso la de «trepar«, ya que son motos preparadas para encaramarse a cualquier risco.

Lo que caracteriza a una Scrambler es la adaptación de una moto de calle para su uso en cualquier terreno. Esto se materializa en una serie de características muy concretas:

  • Altos escapes para evitar la entrada de agua, muy frecuentemente mediante escapes tipo bufanda.
  • Ruedas de tacos con importantes guardabarros.
  • Fuelles guardapolvo en la horquilla.
  • Asiento corto y plano.
  • Manillar ligeramente elevado.
  • Depósitos pequeños.
  • Relojes pequeños o inexistentes.
  • Faro protegido.

Con estas premisas vamos a buscar motos de serie que puedan ser fácilmente adaptables a este estilo, o lo que es lo mismo, la mejor moto base para Scrambler.

¿Cuáles son los mejores modelos de moto base para Scrambler?

Hemos repasado los modelos de las principales marcas para elegir las 10 mejores motos base para hacer una Scrambler. Reconozco que hemos tenido que dejar algunas fuera, así que si tienes dudas, déjanos un comentario.

1) BMW R80 GS

La mítica BMW R80 GS encabeza nuestra lista de mejores motos para hacer una Scrambler porque es una moto Scrambler de serie, y porque me encanta. La clásica off road de BMW de finales de los años 70 tiene una líneas elevadas y muy sobrias que, acompañadas del impacto visual de los motores bóxer clásicos hacen de ella una base perfecta para construir una Scrambler.

Con unos neumáticos de tacos, unos guardabarros más modernos y un asiento plano tienes media moto hecha.

Como su nombre indica, cuenta con un motor de 800 cc que ofrece una potencia de 50 CV. Puedes encontrarla desde 5.000 € en buen estado.

Si quieres tener más modelos donde elegir, puedes considerar la BMW R45, R65 y R100, todas ellas muy buenas bases para Scrambler.

SUMO. BMW R80 Scrambler por MUTO Motorbikes

2) Yamaha XT 660 – 500 – 600 – 250

La XT de Yamaha comenzó a fabricarse en 1984 y es una moto de enduro. Como tal, tiene medio camino hecho para convertirse en Scrambler, ya que su propósito es exactamente el mismo, poder circular por fuera de la carretera. Lo que más me gusta de esta moto es su escape tipo bufanda, diseñado para evitar la entrada de agua al circular por charcos profundos.

Al ser una moto alta y con largas suspensiones, tiene una estética apropiada para montar unos nuevos guardabarros, unas ruedas más agresivas y acabar con sus carenados originales. Los resultados son asombrosos.

La XT se comercializó en muchas cilindradas, pero cada una de ellas tiene su esencia off-road pidiendo que las conviertan a Scrambler.

Mención especial merece la Yamaha XT 600 Ténéré, fabricada por Yamaha para correr el Dakar de 1985. Personalmente me encanta su estética sin tocarle un sólo tornillo, pero no puede negarse que conducir una Ténéré Scrambler tiene su punto nostálgico.

Lo bueno de las XT es que son fáciles de conseguir porque fueron auténticas superventas, por lo que no te será difícil adquirirlas por un buen precio. He podido encontrar XT de pequeñas cilindradas desde 1.000 €, y XT600 por 2.000 €.

Bombay 5 de BOMBAY STREET GARAGE. Yamaha XT600.jpg

3) Harley Davidson Sportster 1200

Pasamos a palabras mayores. La Sportster 1200 es una moto cara y exclusiva, por lo que sus transformaciones a Scrambler están muy cotizadas. Contar con una Harley Scrambler es un auténtico privilegio que no dejará a nadie indiferente, sobre todo cuando escuchen su sonido.

A pesar de que su estética nos recuerda más a una Bobber que a una Scrambler, lo cierto es que se trata de una de las motos más transformadas a Scrambler. Imagino que la brutalidad de su motor o del recorrido de su escape tendrá algo que ver.

Puedes hacerte con una Sportster para transformar desde unos 6.500 €.

HARLEY 1200 «STEALTHY». RENARD`S CUSTOM

4) Honda XR

A la serie XR de Honda le ocurre lo mismo que a la XT de Yamaha. Son motos superventas, concebidas para disfrutar fuera de la carretera, por lo que nacieron como motos Scrambler de serie. Se vendieron en infinidad de cilindradas por lo que son fáciles (y baratas) de conseguir, aunque no tanto como la Yamaha XT. La primera XR data de 1979 y fue la XR 500.

Todas ellas son motos altas, de grandes guardabarros, tanques pequeños, asientos planos y escapes elevados, por lo que la transformación la tienes casi hecha.

Buena base para Scrambler
DESERT FOX. HONDA XR650 de Mokka Cycles

5) Suzuki GN 125 y GN 250

Aunque a priori pueda no parecernos la mejor moto base para Scrabler, lo cierto es que los modelos más vendidos de cualquier marca acaban por ser los más transformados a cualquier estilo. Son las motos que tenemos en casa y nos encanta modificarlas.

Tal es el caso de la Suzuki GN, una moto de carretera pero cuyas amortiguaciones, relativamente largas, la convierten en una de las motos más transformadas a Scrabler. Tendrás que hacerte con unos buenos neumáticos de tacos, quitar carenados, cambiar relojes, asiento y guardabarros. Poco más.

Las puedes encontrar por menos de 1.000 €.

Suzuki GN 125 por Solo Fierros

6) Honda CB250

Si hemos hablado de las Suzuki GN no podemos olvidarnos de las CB de Honda (ni de las Yamaha SR). Son las 3 series de baja cilindrada de los tres grandes fabricantes japoneses, por lo que las calles de cualquier ciudad están repletas de ellas.

En este caso nos hemos decantado por el cuarto de litro para elegir una buena base para Scrambler. La Honda CB 250 tiene unas líneas sencillas que le permiten convertirse en lo que ella quiera.

Buena base para Scrambler
Honda CB250 «Nighthawk» por Urban Mechanics

7) Honda Transalp (XL) y Honda Dominator (NX)

Aunque son dos motos muy diferentes, siendo la Transalp una moto trail para grandes recorridos por cualquier terreno y siendo la Dominator una moto de campo, lo cierto es que son dos emblemas de motos grandes de enduro dentro de Honda.

Las dos son perfectas para hacer una Scrambler, ya que nacieron con el propósito de poder llegar a cualquier sitio, sin importar el estado de la calzada o el camino.

Son motos que han pasado a la historia por su durabilidad, por lo que puedes estar tranquilo de que contarás con una mecánica indestructible. Las tienes desde 2.000 €.

Honda Transalp 600v de Capêlo’s Garage
CRD62 de Cafe Racer Dreams. Honda NX650 Dominator

8) BMW K100 y K75

Las BMW K100 y K75 llegaron para sustituir a los clásicos modelos bóxer y rápidamente se hicieron con el mercado. Cuentan con una mecánica muy depurada y fiable y, a pesar de ser clásicas, es muy habitual seguir encontrándolas por nuestras calles.

Es por ello por lo que son de las motos más transformadas a Scrambler. Eso sí, te va a tocar quitar plástico, mucho plástico, ya que muchas de las «K» venían forradas de carenados, que tendrás que retirar si quieres conseguir una Scrambler pura.

Las puedes encontrar desde 2.000 € en buen estado.

Buena base para Scrambler
BMW K75 «The Arsenale» por The Foundry MC

9) Yamaha XJ 650 y XJ 600

Por alguna razón, el modelo que más veces nos llega para homologar es la Yamaha XJ 600 y la XJ 650. Desconozco si se debe a que es una de las motos más vendidas en nuestro país, a su mecánica fiable o a sus buenas prestaciones en carretera pero lo cierto es que son motos muy transformadas a Cafe Racer y a Scrambler.

Hay infinidad de modelos y puedes conseguirlas por menos de 1.000 €.

Buena base para Scrambler
Yamaha Xj600 por el Señor Motorcycles

10) Yamaha SR

Terminamos la serie con una moto entrañable, la Yamaha SR, la moto que siempre quisimos tener en nuestra juventud y que sigue encandilándonos con su particular silbido.

Aunque no es una moto de campo, sino una moto 100% urbana, lo cierto es que tiene unas líneas tan agradecidas que puedes hacer con ella casi cualquier cosa. Prueba de ello es que se ha convertido en una de las motos más utilizadas como base para Scrambler.

Puedes encontrarlas desde 700€. Nosotros nos hemos quedado con la SR250.

Buena base para Scrambler
Yamaha SR250 por Ad Hoc Garage

Esta es nuestra propuesta de motos base para Scrambler, sabemos que hay muchas más así que no dudes en dejarnos tu favorita en los comentarios.

¡Hemos escrito un libro!
Si lo que has leido te ha interesado, lo tienes todo y mucho más en Cómo hacer una Cafe Racer (tú mismo)

Cómo hacer una Cafe Racer (tú mismo)

3 comentarios en «10 Mejores motos base para hacer una Scrambler»

  1. ¡Selección infalible!
    Acabo de comprar una SR Special.
    Voy a empezar cambiando el manillar tipo Chooper, ¿es necesario homologar si lo sustituyo por el de la SR Classic?
    Gracias, un saludo!!

Deja un comentario