¿Qué significa el color de la bujía de tu moto?

El color de la bujía de una moto puede darnos muchas pistas sobre la salud mecánica de un motor. Vamos a analizar cada uno de los problemas que pueden afectar al color de una bujía.


La fiebre en los humanos es síntoma de que algo va mal. En cuanto notamos que sube nuestra temperatura, corremos al médico o a la farmacia para poner remedio a algo que nos afecta. Con nuestras motos ocurre lo mismo, la bujía no suele ser el problema, sin embargo si que suele ser un magnífico indicador de la salud de nuestro motor. Por ello es importante aprender a leer el color de una bujía de moto.

Antes de estudiar las tonalidades que puede presentar una bujía, vamos a repasar para qué valen. La bujía (también llamada bujía de encendido) es la encargada de generar la chispa que hará explosionar la mezcla de gasolina y aire que ha entrado en el cilindro a través del carburador o del inyector. Cuando la mezcla explosiona, mueve el pistón que pone en funcionamiento el motor.

Además de generar la chispa, la bujía se encarga de absorber y disipar el calor excedente en la cámara de combustión, a su temperatura ideal.

Es muy sencillo sacar la bujía para comprobar su estado, así que no dudes en hacerlo una o dos veces al año. También es necesario cambiarlas cada 25.000 km. Nosotros las compramos aquí.

Por cierto, los motores diesel no tienen bujías, sólo los de gasolina (pueden llevar bujías de precalentamiento pero no tienen el mismo funcionamiento).

¿Qué indica el grado térmico de una bujía?

No todos los motores son iguales, hay motores que alcanzan temperaturas mucho más altas que otros. Por ejemplo, un deportivo, tiene unas exigencias mucho más altas que un utilitario, y en su motor se alcanzar temperaturas mucho mayores.

Las bujías frías o de grado térmico bajo se utilizan en motores muy potentes, o de mayor rendimiento, ayudando a disipar dicho calor rápidamente. Por el contrario, motores menos exigentes necesitan bujías de grado térmico alto, para disipar el calor más lentamente.

¿Qué indica el color de una bujía de moto?

Color blanco grisáceo o marrón claro

Si la base del aislador (la parte blanca) presenta un color blanco sucio, amarillento o marrón claro, estaremos ante una bujía con funcionamiento correcto. Es el color que la bujía de moto debe tener.

El motor está correctamente calibrado, así como la carburación, y el grado térmico de la bujía es idóneo.

Es normal también que el electrodo externo presente un color blancuzco.

Bujía color normal
Bujía normal

Bujía cubierta de hollín negro seco

Color: es una coloración habitual cuando estás restaurando una moto antigua. La bujía aparece totalmente negra, con un residuo pulverulento, que desaparece al limpiarla con un trapo.

Problema: tendremos problemas para arrancar la moto en frío, que fallará en régimen lento o ralentí. Falsas explosiones.

A nosotros nos pasó con Afortunada.

Causas:

  • Mezcla demasiado rica en gasolina.
  • El calado del encendido puede estar atrasado (se produce la chispa cuando el pistón ya está bajando).
  • El grado térmico es demasiado frío.
  • El filtro de aire está sucio.
  • El voltaje del encendido no es el correcto.
  • El ahogador no está bien regulado.
  • El motor ha estado funcionando a pocas revoluciones durante mucho tiempo.
Bujía negra
Bujía con hollín

Bujía mojada de gasolina

Color: la bujía sale impregnada de gasolina.

Problema: la moto no arranca bien y, cuando lo hace, no funciona bien en régimen lento.

Causas:

  • El motor está ahogado.
  • Los electrodos de la bujía están demasiado separados o demasiado juntos. La chispa no salta.
Bujía mojada
Bujía mojada de gasolina

Bujía con depósitos blancos, amarillentos o rojizos

Color: la bujía parece que está oxidada o con residuos de colores (blanco, amarillo, rojo, marrón) cubriéndola. Desaparecen al limpiarla con un trapo.

Problema: el motor falla a altas revoluciones, pierde potencia. La combustión de estas partículas puede ocasionar daños en el motor.

Causas:

  • Revisa la calidad de la gasolina, puede presentar aditivos que están depositándose sobre la bujía.
  • El aceite puede presentar impurezas que no llegan a quemarse.
color bujía moto
Bujía con depósitos

Bujía negra con aspecto mojado

Color: a diferencia del hollín, se trata de un negro brillante, húmedo, que cubre los electrodos.

Problema: tendremos problemas para arrancar la moto, que fallará en régimen lento o ralentí.

Causas: hay aceite en la cámara de combustión.

  • Los segmentos no están en buen estado y el aceite de lubricación asciende a la cámara de combustión.
  • Retenes de las válvulas en mal estado.
  • Cilindro en mal estado. Puede ser necesario rectificarlo.
  • Si el motor es de dos tiempos, exceso de aceite en la mezcla.
color bujía moto
Bujía con aceite

Bujía con aislador brillante con gránulos

Color: la punta del aislador presenta un color demasiado brillante, amarillento o pardo claro, con gránulos oscuros.

Problema: el motor falla cuando se le exige mucho, en acelerones o subidas.

Causas: bujía sobrecalentada.

  • Encendido avanzado: la chispa salta antes de que el pistón suba del todo.
  • Mezcla pobre, con exceso de aire frente a gasolina.
  • Motor sobrecalentado, que no refrigera bien.
  • Combustible de bajo octanaje.
  • Bujía de grado térmico excesivo.
Bujía fundida
Bujía sobrecalentada

Bujía amarilla

Color: la punta del aislador aparece cubierta por una capa amarillenta, pardusca o incluso verdosa. Se trata de una película de plomo, que no desaparece al limpiarla con un trapo.

Problema: el motor falla cuando se le exige mucho, en acelerones o subidas. La bujía fue sustituida hace 2.000 – 3.000 km.

Causas:

  • Aditivos de plomo en el combustible. No se han consumido al haber funcionado la bujía a régimen parcial. Deben sustituirse.
Bujía con plomo
Bujía con plomo

Bujía con ceniza

Color: no sólo es hollín negro, sino una gruesa capa de cenizas blanquecinas o grisáceas.

Problema: falsas explosiones y pérdida de potencia.

Causas:

  • Componentes o aditivos del aceite generan cenizas que se acumulan en la cámara de combustión.
Bujía ceniza
Bujía con ceniza

Electrodo central fundido

Aspecto: el electrodo central aparece fundido o semi-fundido, con el aislador que lo rodea reblandecido o en mal estado. Las bujías deben cambiarse.

Problema: fallos de encendido y pérdida de potencia.

Causas:

  • Encendido mal ajustado (adelantado normalmente).
  • Residuos de combustión en la cámara.
  • Válvulas en mal estado.
  • Grado térmico demasiado alto de la bujía. Bujía demasiado caliente.
  • Combustible en mal estado o mezcla muy pobre.
  • Bujía mal apretada.
Bujía fundida
Bujía fundida

Electrodos fundidos

Aspecto: los electrodos aparecen fundidos o en muy desgastados.

Problemas: dificultad para arrancar y fallos al acelerar.

Causas:

  • Aditivos muy agresivos en combustible o en aceite.
  • Picado del motor.
  • Depósitos en la cámara de combustión.
  • Bujía demasiado caliente.
color bujía moto
Electrodos fundidos

Estos son los problemas más habituales que podemos encontrarnos al analizar la bujía de nuestra moto. Es importante aprender a leer el color de la bujía de una moto, para mantener la buena salud de nuestras máquinas.

El chollo de la semana

Todas las semanas seleccionamos un artículo para restauración por debajo de su precio habitual, ¿quieres ver el chollo de esta semana?

¡Pincha en la imagen!

Deja un comentario