Una Cafe Racer para niños

¿Quién dijo que había edad para tener una Cafe Racer? ¿Te imaginas a tu hijo siguiendo tu misma pasión por las motos? Hoy te contamos la historia de la primera Cafe Racer española para niños.


Las pasiones no entienden de edades, son democráticas, pueden asaltarte mientras estudias, en la edad del pavo, en la crisis de los cuarenta o en tu más tierna edad. Solemos asociar las motos a una edad adulta sin embargo, ¿es posible tener una Cafe Racer cuando eres un niño? La respuesta es sí.

Mini cafe racer para niños

Tal fue la idea de José María Santana, trasladar su pasión por las motos a su hijo Marco.

José María no era nuevo en esto, había modificado ya una Ducati Monster S2R1000 y una Vespa XL, pero quería dar un paso más. No se conformaba con comprar una de las miles de minimotos para niños que pueden encontrarse en internet, quería algo más, algo único.

La base del proyecto

José María había decidido hacer una Cafe Racer única para su hijo Marco, inspirada en los grandes constructores de motos. Para ello tomo de base una minimoto deportiva de 40cc de segunda mano.

Mini-Cafe-Racer-by-José-María-Santana-López-3

El motor estaba perfecto y el resto… ¿Qué importaba? Iba a modificarla por completo, por lo que no necesitaba mucho más.

La construcción de la minimoto de Marco

La tarea no fue sencilla, cuando hacemos una Cafe Racer solemos utilizar componentes ya existentes que nos facilitan en gran medida el trabajo, sin embargo no existe mercado alguno para Cafe Racers para niños, por lo que José María tuvo que fabricar muchos componentes artesanalmente, en la cochera de su casa.

Tuvo que fabricar a mano los nuevos reposapiés, adaptar un foco tipo Harley, un nuevo guardabarros delantero artesanal, semimanillares, caballete, un nuevo asiento a medida, etc.

Mini-Cafe-Racer-by-José-María-Santana-López-4

El padre también modificó por completo el chasis, soldando una doble cuna a la estructura original, de forma que pudiera albergar el motor de la minimoto.

El resultado fue una verdadera Cafe Racer, totalmente artesanal y con un espíritu propio. Necesitamos verla con algún objeto conocido cerca para poder percatarnos de que se trata de una minimoto, de lo contrario creeríamos que estamos ante la creación de algún gran taller de modificaciones.

El comienzo de una saga

Esta sólo fue la primera de las minimotos construidas por José María, que en vista del excelente resultado se embarcó en la creación de una mini Scrambler con motor Franco-Morini de los años 70, a la que bautizó como «La Espe». Era el nacimiento de JS Customers.

Como padre, seguiré de cerca sus progresos.

¡Hemos escrito un libro!
Si lo que has leido te ha interesado, lo tienes todo y mucho más en Cómo hacer una Cafe Racer (tú mismo)

Cómo hacer una Cafe Racer (tú mismo)

3 comentarios en “Una Cafe Racer para niños”

  1. Sería bueno por parte de esta revista que siguierais a este artista de las motos creo que dará mucho de que hablar, es genial!

  2. Muy chulo el reportaje, me ha encantado.
    Realmente es un espectáculo ver la de detalles que tiene para ser una minimoto.
    Enhorabuena, y como padre me encantaria poder ver el siguiente proyecto de la verde, que tiene muy buena pinta.
    Un saludo.

Deja un comentario