Saltar al contenido

Las 10 Motos españolas más míticas de la historia

Motos españolas míticas

Me encantan las motos clásicas. Y si son españolas mucho mejor. Lo más difícil de todo ha sido elegir sólo 10 motos españolas míticas, porque a lo largo de nuestra historia se han fabricado muchas motos espectaculares.


Cada vez que escucho el inconfundible sonido de una moto antigua no puedo evitar ponerme alerta para ver de qué modelo se trata.

Si es dos tiempos y huelo el aceite antes de ver la moto las probabilidades de que la moto sea española se multiplican.


Si es una gran monocilíndrica, como las Sanglas o las Ducatis Mototrans, sé que tengo un día de suerte.

El caso es que me alegra el día encontrarme con una moto clásica española.

Hoy te cuento las que, según mi criterio, son las 10 motos españolas más míticas de la historia.

De antemano reconozco que he hecho trampa, porque he preferido nombrar a 10 marcas diferentes que repetir, pero te aseguro que había mucho donde elegir.

1. La Montesa Impala

Montesa Impala

La Montesa Impala revolucionó el mercado motociclístico español, con sus líneas estilizadas y fiable mecánica, llegando a obtener el Premio al Mejor Diseño Industrial de 1962.

Hoy en día no es extraño verla por las calles de nuestro país, sobre todo en Barcelona.

Durante 10 años fue el buque insignia de la marca catalana, que supo orientarse hacia disciplinas más novedosas, como el trial o el cross.

De la Impala se produjeron numerosos modelos, para adaptarse a los diferentes públicos que quisieron disfrutarla, deportiva, de trial o de cross, vendiéndose unas 60.000 unidades.

Ficha técnica de la Montesa Impala

Fabricación: 1962 — 1971
Motor: monobloc monocilíndrico de 2 tiempos.
Cilindrada: 174,77 c.c.
Potencia: 10,5 CV a 5500 rpm.
Carburador: Irz, 22.24 ECB, 22.EC.
Velocidad máxima: 100 Km/h.
Consumo: 3,3 l./100km.
Embrague: De discos múltiples en baño de aceite mantenidos en contacto por muelles de tensión constante.
Cambio: 4 velocidades en “cascada”, con piñones de toma constante.
Frenos: Tambor 180 en ambas ruedas.
Neumáticos: 2,75 x 19 (1962-64), 2,75 x 18 (1965-71)
Distancia entre ejes: 1280mm
Longitud total: 1940mm
Peso: 95 kg.
Precio: 23.800 pesetas.


2. Bultaco Metralla MK2

Bultaco_Metralla MK2_kit america-0

Don Paco Bultó tenía un sueño, y nunca renunció a verlo cumplido.

A pesar de contar con una posición destacada en la marca española más reconocida de la época, su sueño era ver sus creaciones en los circuitos, y abandonó Montes para seguir luchando por él.

En 1958 creaba Bultaco con una vocación clara: fabricar motos para la competición.

Su primera creación fue la Bultaco Tralla 101, y de tralla iba la cosa, pues años más tarde aparecía la Metralla 62 de 200 c.c., precursora de la mítica Bultaco Metralla MK2 de 250 c.c.

La MK2 fue toda una revelación en el mercado del motociclismo español y mundial, con su velocidad punta de más de 160 km/h, se convirtió en la moto de serie más rápida del mundo dentro de su cilindrada.

Fue muy valorada en los mercados anglosajones, donde se comercializó con el eslogan “The Road Racer You Can Ride On the Street”, la moto de carreras que puedes usar en la calle.

Sus 27 CV, 5 velocidades y líneas deportivas en gris y negro hicieron las delicias de aquellos que pudieron
permitirse esta joya de la ingeniería, ya que su única desventaja fue un precio superior a sus competidoras.

Si estas características aún eran insuficientes, Bultaco comercializó junto a la moto el Kit América, que incluía un nuevo escape, depósito, colín, cúpula, semimanillares y modificaciones del motor que conseguían elevar la potencia a 34CV y 170km/h.

Estas motos de competición alcanzaron innumerables victorias en pruebas de velocidad, como los dos primeros puestos obtenidos en el Tourist Trophy de la Isla de Man en 1967.

La Metralla MK2 fue la mejor moto de carretera de Bultaco, que años más tarde se convertiría en la marca pionera del trial, gracias a la Sherpa, que dominó el mundial entre 1975 y 1979.

Ficha técnica de la Bultaco Metralla MK2

Fabricación: 1966 – 1974
Motor: monocilíndrico 2 tiempos.
Cilindrada: 244,29 c.c.
Potencia: 27,6 a 7.500 rpm.
Carburador: Amal L 932 416.
Velocidad máxima: 160 Km/h
Consumo: 4 l./100km.
Embrague: 6+6 discos en baño de aceite.
Cambio: 5 velocidades.
Frenos: tambor 160 x 40 mm en ambas ruedas.
Neumáticos: Pirelli 2,75 x 18″ ratllat delantero y Pirelli 3 x 18″ esculpit trasero.
Distancia entre ejes: 1300mm.
Longitud total: 2000mm.
Peso: 102 kg.
Precio: 30.000 pesetas.


3. Sanglas 400T

Restauración Sanglas 400T

La Sanglas 400T es mi moto preferida. Tengo a La Raimunda en el taller dando fe de ello.

En 1964 se presenta la Sanglas 400T, uno de los modelos más emblemáticos de la marca catalana, cuyo motor de 423 c.c. serviría de base a todos los modelos posteriores, hasta la desaparición de Sanglas en 1989.

Fue la última auténtica Sanglas, pues a partir de este modelo comenzó a externalizarse la fabricación de muchos de los componentes de las motocicletas.

La 400T presentaba una estética muy cuidada, en color negro, con laterales cromados en el depósito, nuevas
insignias de la marca, grandes guardabarros y un sonido tan sólo al alcance de estas monocilíndricas de cadencia a fuego lento.

En 1971 apareció la denominada 400T “De Lujo”, con guardabarros completamente cromados, llantas de aluminio Akront y un nuevo depósito en colores azul y verde.

Fueron ampliamente utilizadas por organismos oficiales, por lo que era muy común ser parado por algún guardia civil a lomos de una Sanglas.

Si bien seguramente no eran portadores de buenas noticias, al menos tenían la delicadeza de hacerlo montados en máquinas de bellísima factura.

Ficha técnica de la Sanglas 400T

Fabricación: 1964 — 1973.
Motor: Monocilíndrico supercuadrado, 4 tiempos.
Cilindrada: 422.3 cc. Diámetro: 82.5 mm. Carrera: 79 mm.
Potencia: 30 CV a 6.000 rpm.
Carburador: Amal, modelo 389, de 30 mm de diámetro.
Velocidad máxima: 160 km/h.
Consumo: 3,5 l/100 km a 100 km por hora.
Embrague: Multidisco en aceite.
Cambio: 4 velocidades al pie.
Frenos: Tambor 180 mm, simple leva en ambas ruedas.
Neumáticos: 3,25 x 18”
Distancia entre ejes: 1.400mm.
Longitud total: 2.150mm.
Peso: 160 Kg.
Precio: 56.685 ptas.


4. Derbi Antorcha

Historia Derbi

En los años 60 se presentaba en el Salón de París la Derbi 49 Sport, un ciclomotor de 48,74 cc, 3 velocidades y una potencia de 1,5CV a 5.000rpm que encandiló al público asistente.

De este prototipo nacería en 1965 la mítica Derbi Antorcha 49, un superventas de Derbi que pondría hasta 500.000 unidades en la calle.

Era una moto adaptada a la legislación de ciclomotores de la época, que obligaba a montar pedales practicables y a limitar la velocidad en llano a 40 km/h.

La clave de su éxito fue conseguir un ciclomotor con aspecto de motocicleta. Fue tal su uso por los trabajadores que se conoció cariñosamente como “Derbi Paleta” o “Derbi Albañil”. ¡Incluso Manolo Escobar tenía una Antorcha!

De la Antorcha se fabricaron numerosos modelos, como la originaria 49, la Especial, la Campeona, Supercampeona, Tricampeona del mundo o la Olímpica.

Ficha técnica de la Derbi Antorcha 49

Fabricación: 1965.
Motor: monocilíndrico 2T.
Cilindrada: 48,7 cc.
Potencia: 1,5 CV a 5.000 rpm.
Carburador: Dell’Orto equipado con silenciador de admisión y cierre de aire accionado desde el manillar.
Velocidad máxima: 40 Km/h en llano (limitación por ley).
Sistema eléctrico: encendido con volante Motoplat de 6V 18W.
Cambio: 3 velocidades al pie. Embrague multidisco en baño de aceite con 4 discos de acero.
Frenos: de expansión interna (tambor), diámetro 105mm y superficie de frenado 8.332 mm2.
Neumáticos: 2,25×18” delantero y trasero.
Longitud total: 1.720 mm.
Distancia entre ejes: 1.100 mm.
Altura sillín: 740 mm.
Peso: 54 kg.
Precio: 11.450 pesetas.


5. Ossa 250 MAR – “La Macandrius”

Fue en el trial donde Ossa reinaría sobre sus competidores, gracias al virtuoso piloto británico Mick Andrews, “The Magical”.

Él mismo desarrolló la Ossa 250 MAR (Mick Andrews Replica).

Se trataba de una moto diseñada por y para el trial de competición y fue éxito de ventas desde el primer día.

Obtuvo el triunfo en tres ediciones de los Seis Días de Escocia de Trial, la competición más prestigiosa de la modalidad, y en 1971 y 1972 obtuvo el Campeonato de Europa.

La prensa del momento llegó a catalogarla como “la mejor moto de trial existente”. Lució en sus cuatro versiones un color blanco y verde, que no dejaba indiferente a nadie, ya que el resto de competidores pintaban sus motos de rojo.

Sus rivales fueron las archiconocidas Bultaco Sherpa y Montesa Cota.

Cuando la marca envió una unidad al importador en EEUU recibió un telegrama que rezaba “La moto no interesa a nadie, parece un juguete”. Se decidió que el propio Andrews viajara a Norteamérica para realizar una gira de exhibiciones, a la vuelta de la cual se recibió un nuevo telegrama: “Manden urgentemente 2.000 unidades”.

Ficha técnica de la OSSA Mick Andrews Replica, “la Macandrius”

Fabricación: 1972-1977.
Motor: monocilíndrico de 2 tiempos refrigerado por aire.
Cilindrada: 244 c.c. en su primera versión y posteriormente 310 c.c.
Potencia: 19 CV a 6.500 rpm.
Carburador: Irz 27 mm.
Cambio: 5 velocidades.
Frenos: Tambor 122 mm en ambas ruedas.
Neumáticos: 2,75 x 21” delantero y 4,00 x 18” trasero.
Peso: 87 kg.
Precio: 48.500 pesetas.


6. Moto Guzzi Hispania 65 cc

La Moto Guzzi Hispania 65 cc surgió con el ánimo de ser una máquina barata de construir, ligera, fiable y de poco consumo, más potente que sus competidoras y con grandes ruedas que dieran un mayor empaque a la
motocicleta.

La producción inicial de 50 unidades al mes fue rápidamente superada y se llegó a necesitar lista de espera para la adquisición del modelo.

Fue apodada como “La Langosta” o “El Saltamontes” debido a su singular aspecto. Su sillín de muelles, o su rústica suspensión hicieron la vida más fácil a todos aquellos que la utilizaron para desplazarse por caminos rurales.

Estas motocicletas, para diferenciarlas de sus hermanas italianas, se comercializaron como Moto Guzzi Hispania. Tras la 65 cc vendrían muchas más, y las Lario 110, Dingo 49 o la Cangurito pasaron a poblar las calles españolas.

Esta última supuso un hito para la fábrica sevillana, pues sería la primera que se diseñaría íntegramente en sus instalaciones. El auge del negocio hizo que en 1972 Moto Guzzi Hispania pasara a manos de ISA (Industrias Subsidiarias de Aviación) definitivamente. Sevilla ya tenía su marca de motos.

Ficha técnica de la Moto Guzzi Hispania 65 cc

Fabricación: 1946-1963.
Motor: monocilíndrico 2T.
Cilindrada: 63,73 cc.
Potencia: 2 CV a 5.000 rpm.
Carburador: IRZ de 18 mm.
Velocidad máxima: 50 km/h.
Sistema eléctrico: Volante alternador FEMSA MAV-200 A.
Cambio: tres marchas (en el bloque motor), mando a mano colocado en el lado derecho del deposito.
Frenos: tambor en ambas ruedas.
Peso: 45 kg.
Consumo: 2L/100km.
Precio: 10.000 pesetas.


7. Lube Renn

En 1960 aparecía la primera Lube Renn, de la que la marca crearía numerosas series.

Renn era el nombre que los alemanes daban a sus motos destinadas a la competición, y significa en español “de carreras”.

Las primeras fueron la 125 y 150, con 4 velocidades, 2 tiempos y una curiosa rueda trasera carenada.

Vendrían después la TR, Lemans y Condor. Todas ellas fueron muy reconocidas al ser utilizadas por la Guardia Civil, como ocurriría más tarde con las Sanglas. En 1960 se vendieron 3.500 unidades de las distintas Renn.

Como anécdota, la Renn 125 P fue conocida como “la moto del cura”, por un carenado que protegía al conductor del motor, impidiendo que éstos mancharan su sotana.

Ficha técnica de la Lube Renn 125 cc P “la moto del cura”

Fabricación: 1956.
Motor: monocilíndrico de 2 tiempos, refrigerado por aire.
Cilindrada: 125 cc.
Potencia: 4,3 CV a 4.000 rpm.
Carburador: Arbeo-Dellorto de 24mm.
Velocidad máxima: 70 km/h.
Cambio: 4 velocidades con mando al pie. Embrague multidisco en baño de aceite.
Suspensión: trasera y delantera basculante.
Ruedas: 3,25 x 19”.
Peso: 90 kg.
Precio: 15.990 pesetas.

8. El Vespino

Motos baratas para restaurar - Vespino

El año 1968 vería nacer a la moto que marcaría a varias generaciones de españoles.

En un país que comenzaba a recuperarse económicamente, un ciclomotor de mecánica sencilla, bajo consumo y mantenimiento más que barato fue recibido con los brazos abiertos por todos los públicos.

El Vespino nacía en Madrid, de la mano de la empresa Moto Vespa S.A., que años atrás había sido creada por Enrico Piaggio para traer sus cotizadas Vespas a España.

El invento, 100% español, fue todo un éxito desde el primer día.

Montaba un novedoso motor automático de dos tiempos y 50 c.c., pedales, que permitían su uso como bicicleta, un depósito situado bajo el chasis, también invención de la marca, además de una mecánica extremadamente sencilla, que hacían de este ciclomotor una inversión segura.

Cambiar una rueda era más sencillo que en una bicicleta convencional.

Enseguida empezó a poblar las calles de Madrid y poco más tarde las de todo el país. Sólo un año después de su salida al mercado, comenzó a exportarse a Inglaterra, Francia, Marruecos, Colombia, Chile, y Alemania.

Durante los 32 años que estuvo a la venta fue líder indiscutible del mercado.

Más de 1.800.000 Vespinos salieron de la fábrica de Ciudad Lineal, donde 900 personas eran capaces de fabricar 1.000 motos al día. Se produjeron 20 modelos diferentes, desde el original Vespino de 1968 hasta el último NL Telepizza del año 2000.

Ficha técnica del Vespino original 1968

Fabricación: 1968-1969
Motor: Explosión 2T.
Cilindrada: 49,77 c.c.
Potencia: 2,2 CV a 4.700 rpm.
Carburador: SHA 12/12.
Velocidad máxima: 60 Km/h.
Sistema eléctrico: generador de 6V 28W. Encendido por volante magnético a pedales.
Cambio: transmisión mediante correa trapezoidal con cambio automático continuo por variador centrifugo.
Frenos: Delantero de expansión interna, 2 zapatas de 14,4 cm2 y trasero de expansión interna, 1 zapata de 25,7 cm2.
Neumáticos: 2 1/4″ X 18″, con cámara.
Distancia entre ejes: 1130 mm.
Longitud total: 1760 mm.
Peso: 52 kg.
Precio: 9.750 pesetas


9. Rieju Marathon

En 1979 aparecía la TT 505 serie Marathon, con su inconfundible escape tipo “bufanda”.

Podía odiarse o amarse, pero su diseño no dejó indiferente a nadie.

Se produjo en 50cc y en 74cc. Las diferentes series de Marathon lograron grandes éxitos en Enduro, con 12 campeonatos nacionales y un subcampeonato del mundo.

Filippo Ciotti ganaría el Dakar 2011 con la Rieju Marathon Pro Competición 450, en la categoría de motos de serie. El año siguiente lograría un meritorio 2° puesto.

Ficha técnica de la TT 505 serie Marathon 50

Fabricación: 1979.
Motor: monocilíndrico Minarelli 2T.
Cilindrada: 49 cc
Potencia: 3 CV.
Velocidad máxima: 40 km/h, limitada por normativa.
Frenos: tambor en ambas ruedas.
Peso: 68 kg.


10. Ducati 24 Horas

Ducati 24 horas

En 1965, la versión española de Ducati, Mototrans, presentaba su modelo más emblemático, la Ducati 24 horas.

Lo hizo en reconocimiento al buen papel logrado en las 24 Horas de Montjuic por las Ducatis Mototrans, pilotadas por míticos pilotos como Ricardo Fargas (“El señor de las Ducatis”), Bruno Spaggiari, Mandolini e incluso un jovencísimo Ángel Nieto.

No en vano, una de las directrices de la casa italiana desde su creación fue la de fabricar modelos de carreras, y la rama española no se quedó a la zaga.

La 24 horas podría haber pasado por una Cafe Racer de la época, de las que algunos kilómetros más al norte, sobrevolaban las carreteras británicas pilotadas por los rockers. Estriberas retrasadas, depósito de fibra, asiento con colín y una velocidad endiablada de 160 km/h hacían las delicias de aquel que pudiera permitírsela.

Se fabricó entre 1966 y 1974, e incluso llevó a exportarse a Gran Bretaña, aunque no cuajó en sus circuitos, más cortos y revirados, donde se conoció como la “24 Horrors”.

Ficha técnica de la Ducati 24 horas

Motor: 4 tiempos, monocilíndrico, refrigerado por aire – diámetro por carrera 69 x 66 mm, relación de compresión 10:1
Cilindrada: 246,793 cc
Potencia: 25 CV a 9000 rpm
Carburador: Amal 376/27
Velocidad máxima: 160 km/h
Autonomía: 310 km
Embrague: multidisco en baño de aceite
Cambio: 5 marchas
Frenos: freno delantero de tambor Ø 200 mm de doble leva – freno trasero de tambor Ø 200 mm
Neumáticos: delantero de 2,75 x 18″ – trasero 2,75 x 18″.
Distancia entre ejes: 1285 mm
Longitud total: 1925 mm
Altura del asiento: 750mm
Peso: 118 kg


Esta es mi propuesta de las motos españolas más míticas de todos los tiempos. Sé que es lista totalmente personal, así que espero tu moto favorita en los comentarios.

Apúntate a nuestra lista de correos y llévate

GRATIS nuestro curso de Mecánica de Motos de 216 páginas (y 2 regalos más).

Te mando un correo al mes (y a veces se me olvida).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.