Cómo pintar una moto tú mismo con spray

Pintar moto tú msmo

Ya sea porque estés tratando de ahorrar unos euros, o simplemente porque te guste el desafío de hacerlo por ti mismo, seguro que en algún momento te has plateado pintar tu propia moto. En esta entrada vamos a enseñarte cómo pintar una moto tú mismo con spray paso a paso.


No todo el mundo tiene su propio compresor de aire en casa, o una cabina de pintura y una pistola de pintura decente pero, ¿Quién dice que no se pueda pintar una moto en casa con pintura de spray? De acuerdo, es posible que no se obtenga el mismo resultado que en un pintor profesional con una cabina de pintura. No será tan duradero como la pintura automotriz moderna de dos componentes. Y, no nos engañemos, probablemente gastarás tiempo y dinero eliminando la pintura y enviándola a un profesional después de cambiar de opinión.


Pero si quieres aprender algo nuevo, obtener exactamente el color que quieres para tu moto y, sobre todo, la satisfacción de hacer algo por ti mismo, quédate con nosotros.

Pasos para pintar una motocicleta tú mismo

Se puede conseguir un resultado bastante bueno pintando una moto en casa. Es fundamental la práctica y, sobre todo, tener un plan organizado. Para ello, hemos separado el proceso de pintura en 5 pasos para pintar una moto tú mismo.

Por cierto, al final de la entrada te voy a dejar una lista de la compra de Amazon, con todo lo que he utilizado para pintar la moto, por si te resulta de ayuda.

Paso 1: Planificar el diseño de nuestra pintura de moto

Toca trasladarnos al futuro y pensar en el acabado final. ¿Qué esquema de color tiene tu proyecto? ¿Tendrá letras, pegatinas, patrones o líneas? ¿La moto tendrá varios colores o un único color? ¿Brillo o mate?

Pintar moto tú msmo

Tener un acabado final en mente ayudará a determinar el proceso de pintura y los productos necesarios. Un diseño aproximado de tu esquema de pintura te ayudará a planificar los pasos de pintura, así que no tengas miedo de hacer un boceto con su diseño dibujado.

Buscar en Google Imágenes todas las combinaciones posibles también puede ayudarte.

Paso 2: Elige el tipo de pintura

Vamos a asumir que no tienes un compresor de aire para pintar la moto tú mismo, y que tu selección de pintura es un poco limitada. Yo, por ejemplo, tengo un compresor, y nunca lo utilizo para pintar, así que no te preocupes.

Como esto es un tutorial básico, también tengo que asumir que no eres experto en pinturas, así que vamos a dejar claros algunos conceptos antes de empezar.

  • La pintura monocapa o de una sola capa es una pintura donde el color y el brillo se logran con una sola capa de pintura.
  • Las pinturas bicapa, requieren una capa de pintura para el color y otra para la capa transparente protectora (que puede ser brillante o mate). Estos productos de dos capas se denominan comúnmente sistemas de capa base / laca transparente.
  • Los recubrimientos 1K son recubrimientos que no requieren endurecedor, activador u otro producto para curar. La pintura para el hogar es un ejemplo básico de este producto. La mayoría de las pinturas en aerosol o spray también entran en esta categoría.
Pintura moto K1
  • Los recubrimientos 2K son productos mezclados con un endurecedor o catalizador justo antes de la pulverización, para activar una reacción química durante el secado. Esto proporciona una superficie de acabado duradera mucho menos susceptible a los daños causados ​​por el clima, los rayos UV, el combustible o los productos químicos. Para pintar coches y motos se utilizan recubrimientos 2K, que se aplican mediante compresor en cabinas de pintura.
Pintura moto K2jpg

Pero, si no tengo un compresor ni una cabina de pintura, ¿cómo puedo utilizar una pintura 2K?

Estamos de suerte y, como en todo, siempre hay excepciones. Algunos proveedores suministran una lata de aerosol que ofrece una capa transparente 2K. Lo gestionan con una cámara separada en la lata que contiene el endurecedor o catalizador. Justo antes de pulverizar, se activa el suministro de endurecedor y se mezcla con la capa transparente. Tendrás un tiempo limitado para rociar tu moto con la pintura bicapa antes de que se acabe el catalizador.

Por supuesto, también nos queda la opción de aplicar primero una capa base 1K con el color deseado, y finalmente la capa de laca protectora transparente 2K.

Como ves, no todo está perdido.

Paso 3: Preparación de la base para pintar la moto

La preparación es fundamental para un acabado de calidad. El proceso general es:

  1. Quitar pintura (con decapante o lija).
  2. Rellenar con masilla de fibra los pequeños agujeros, ralladuras y desperfectos.
  3. Lijar, lijar y lijar con lija de agua cada vez más fina.
  4. Enmascarar.
  5. Imprimar.
  6. Volver a lijar para eliminar las imperfecciones que deje la imprimación (si es necesario aportar más masilla).
  7. Volver a imprimar.

3.1. Decapado

Siendo puristas, puedes pintar encima de la pintura anterior, pero asegúrate de que queda completamente liso. Acuérdate de lijar previamente con papel de lija, para garantizar el agarre. Un truco, empapa un trapo en disolvente y frota la pintura. Si la pintura se desprende, considera quitarla, porque no estará bien agarrada.

En mi caso, prefiero decapar por completo el depósito. Para ello utilizo un decapante industrial y discos de estropajo.

Cepillado de depósito para cafe racer
Depósito decapado de nuestra Yamaha SR Torrefacta

Es posible que hayas escuchado consejos sobre cómo prevenir o neutralizar el óxido en el metal desnudo. Normalmente no me molesto, ya que paso directamente al siguiente paso pocas horas después de quitar la pintura, por lo que no dejo tiempo al oxigeno para oxidar mi depósito.

3.2. Aplicar masilla

Es posible que puedas saltarte este paso si tu depósito o chasis se encuentra en buen estado.

De lo contrario, podemos usar un poco de masilla para carrocería de automóviles (válido por supuesto para motos también). Normalmente, se trata de un producto de dos componentes: es necesario mezclar un endurecedor con el relleno para iniciar una reacción que cure el producto.

Antes de mezclar el relleno, ponte unos guantes desechables para proteger tu piel. Usa disolvente para eliminar toda la grasa o cera que pueda tener el depósito y déjalo impecable antes de aplicar la masilla, para evitar que se desprenda.

Sigue las instrucciones de la masilla (cada marca tiene sus propias proporciones). Yo utilizo una pequeña paleta de plástico duro para mezclar las dos pastas y aplicarlo sobre la pieza que voy a pintar. Remuevo hasta que la mezcla tiene una textura y color consistentes.

Aplicar masilla carrocería moto

A partir de aquí hay que darse prisa, ya que el producto ha comenzado la curación. Utiliza el esparcidor de plástico para arrastrar la masilla sobre la superficie. Aplica una capa de no más de 3 mm de espesor cada vez. Si tienes una abolladura más profunda, aplica 3 mm y luego déjala secar antes de aplicar más capas.

Verás que el relleno se vuelve más difícil de trabajar a medida que pasan los minutos y se va curando. Mezcla pequeñas cantidades para no desperdiciar nada. Trata de suavizar el relleno tanto como sea posible, dejar imperfecciones nos dará mucho trabajo de lijado en el siguiente paso (que es un auténtico coñazo).

3.3. Lijar

Una vez que la masilla haya curado (alrededor de 30 minutos si todo va bien), puedes comenzar a lijar. Mi objetivo es eliminar el relleno lo más rápido posible, sin dejar rasguños grandes que tenga que rellenar más tarde. Para ello empiezo con papel de lija de grano 80.

Pintar moto tú msmo

Lo ideal, si no tienes el papel ya comprado, es adquirir un surtido que abarque varios grosores. Recuerda que siempre tendrás que ir de grano más grueso (por ejemplo 80), a grano más fino (por ejemplo 400). Yo también suelo utilizar esponjas de lija, ya que me resultan mucho más cómodas para trabajar.

No suelo utilizar el taladro ni la lijadora. Aunque parezca que ganaría en velocidad, lo cierto es que pierdo mucho en precisión.

Cómo pintar una moto

Por cierto, es un trabajo que genera muchísimo polvo. Tengo en cuenta antes de empezar y utiliza mascarilla (ahora imagino que no te resultará tan engorrosa como hace años).

Pasa la mano, con la palma hacia abajo, sobre la superficie. Sentirás puntos bajos en los que tendrás que añadir más masilla y puntos altos en los que tendrás que esforzarte más con la lija.

Este es sin duda el paso que te llevará más tiempo, y el que acabarás odiando, pero es el paso más importante. Un buen lijado es sinónimo de un buen acabado. Recuerda que la pintura resalta cualquier imperfección de nuestra moto. Nunca pienses que con más capas de pintura terminarás con las imperfecciones.

Antes de avanzar al siguiente paso, recomendaría un lijado progresivamente más fino con papeles de grano 120, 240 y 400.

3.4. Enmascarar

Antes de disparar cualquier imprimación, deberás usar cinta de carrocero para enmascarar las partes que no necesitan pintura, como el tapón de combustible. También uso la cinta por el interior del depósito, para evitar que entre pintura dentro. No utilices la más barata, de lo contrario, al retirarla arrastrará toda la pintura arruinando tus horas de trabajo.

3.5. Imprimación

La imprimación se utiliza para proporcionar una enlace fuerte entre la superficie y la pintura o, en este caso, entre el relleno y la pintura.

Existen muy buenas imprimaciones, sigue siempre las instrucciones de número de capas y de tiempo de secado entre capas que aparezcan en el bote del producto (no las indico aquí porque cada producto tiene sus tiempos y no quiero liarte).

Antes de aplicar la imprimación, o cualquier capa de pintura, usa un paño antiestático y limpia la superficie que estás a punto de pintar. El paño recogerá el polvo o la suciedad que se haya asentado y evitará que se marquen en la pintura todas las motas de polvo.

3.6. Volver a lijar

La imprimación puede contener algún producto de relleno para ayudar a suavizar la superficie. Si es así, puedes lijar la imprimación. Puede usar un grano 240 en esta etapa, luego un grano 400 antes del siguiente paso.

Si encuentras algunos rasguños menores en la imprimación, una masilla en aerosol puede ayudarte a rellenarlos. Sigue las instrucciones del producto. La masilla en spray suele necesitar 2 o 3 capas de aplicación. Después vuelve a lijar.

Pintar moto tú msmo

3.7. Vuelve a imprimar.

Cuando al pasar con la mano desnuda, no notes imperfecciones, habrás terminado (por fin) de lijar. Aplica una última capa de imprimación.

Paso 4: Pintar la moto

Estamos llegando por fin a la parte importante de pintar una moto tú mismo con spray. Entremos en detalle en la técnica de pulverización. El objetivo es aplicar un espesor uniforme de producto sobre la superficie.

Con un compresor podemos regular la cantidad de aire y de pintura que sale por la boquilla, pero al pintar con spray no tendremos esos lujos. Lo que sí podemos controlar es el ángulo de aplicación y la distancia a la pieza que estemos pintando, así como la velocidad de pasada. Estos tres factores combinados determinarán la cobertura de pintura en la superficie que pintemos.

Para lograr una consistencia adecuada, el bote de spray debe mantenerse perpendicular a la superficie que estemos pintando, a una distancia constante de ella y moverse a una velocidad constante. Si el bote está demasiado lejos o te mueves demasiado rápido, la pintura se dispersará más y dará como resultado una capa más delgada. Más cerca o demasiado lento, terminarás con una capa más gruesa. Al pintar una superficie curva, como un depósito de moto, debemos mantener estos factores constantes mientras nos movamos alrededor.

Cada marca de spray tiene un patrón de rociado ligeramente diferente, así que primero haz la prueba con un trozo de cartón.

Consulta también las instrucciones del bote de pintura. Es posible que se sugiera una distancia de pulverización específica y tiempos de espera para volver a pintar, a lijar y a lacar. Las condiciones climáticas locales (tanto la temperatura como la humedad) también influirán en el acabado.

Si tu diseño incluye varias franjas de distintos colores, deberás pintar antes la base, y más tarde cubrir para pintar las franjas de otros colores. Lo mismo si tienes una plantilla para pintar algún motivo o logo.

Para trazar finas líneas de color puedes utilizar cintas de vinilo para pintar. Deben ser de buena calidad.

Paso 5: lijado y pulido del color de la moto

Una vez que la pintura esté completamente seca, puede ser necesario considerar un lijado del color. Hay un par de razones para esto:

  1. Si la pieza tiene pequeñas imperfecciones que quieras eliminar.
  2. Puede que tengas un acabado de “piel de naranja” que quieras suavizar. Esto no es más que un moteado de la superficie de la pintura en pequeñas gotas, que asemeja a la piel de una naranja.

En este punto debemos utilizar lijas muy finas, de tamaño de grano menor de 1200.

También vamos a necesitar una pulidor rotativas u orbitales si queremos conseguir un acabado profesional. De lo contrario, tenemos que conformarnos con la fuerza de nuestras manos.

El proceso de lijado de color es el siguiente:

  1. Lijar en húmedo con papel de lija 1500.
  2. Lijar en húmedo con papel de lija 2000.
  3. Pulir con máquina rotatoria con compuesto pulidor.
  4. Pulir con máquina orbital con compuesto abrillantador.
  5. Aplicar cera protectora.

Lijado en húmedo’ significa literalmente que la superficie y el papel abrasivo deben estar mojados. De esta forma el agua se lleva el polvo de pintura del lijado, lo que reduce los rayones en la superficie pintada.

Para aplicar agua, puedes usar una botella rociadora o sumergir el papel de lija en un cubo de agua.


Hasta aquí hemos llegado. A estas alturas deberías tener tu moto flamantemente pintada por tí mismo con spray, no tengo ninguna duda de que lo has conseguido.

Lo prometido es deuda, te dejo un enlace a la lista de Amazon con todos los productos que necesitarás para pintar la moto tú mismo con spray. Las pinturas las compro en esta tienda especializada en pinturas de coche y moto.


El chollo de la semana

Todas las semanas seleccionamos un artículo para restauración por debajo de su precio habitual, ¿quieres ver el chollo de esta semana?

¡Pincha en la imagen!

2 comentarios en «Cómo pintar una moto tú mismo con spray»

  1. Por el precio de la suma de todos los productos, que en Amazon tienen un precio desproporcionado, lo pongo en manos de un profesional y me da de sobra. El post está muy bien, ojo, no es un comentario ni despectivo ni despreciativo, pero es que la suma de la lista de Amazon es de 302,19€.
    Yo mandé a pintar la mía en negro satinado ye salió 300€. Es una Vt750C SHADOW. Estos productos en una ferretería salen más económicos que en Amazon, yo soy Prime y me parecen un poco desorbitados algunos. Saludos y buen trabajo.

    1. Hola Iván,

      Muchas gracias por tu comentario. Tienes razón, he estado revisando la lista y veo que lo que más impacta son los dos botes de pulimento (suman 100€). Para pintar una moto probablemente no saldría rentable, pero hay que tener en cuenta que con esos productos puedes pintar muchísimas motos (de pulimento apenas se utilizan unas pocas gotas por moto).

      Pero sin duda hay que tener en cuenta lo que comentas y comparar antes con precios de pintores profesionales, para ver si nos sale más rentable.

      Un saludo.

Deja un comentario