Reglaje de taqués… Antes de tirar a Afortunada a la basura.

Restauración de una Ducati Forza 350

Afortunada, lejos de hacer honor a su nombre, lleva casi un año sin arrancar. Esta semana nos hemos propuesto resucitarla, pero para ponerte en antecedentes, recordamos dónde nos quedamos: en las malditas bujías negras. Nos ha quedado un poco técnica, pero a estas alturas seguro que ya eres todo un experto.


Las bujías salían completamente negras, y digo bujías porque fueron cuatro las que carbonicé antes dar con la solución al problema.

La primera causa se me antojaba obvia y no era otra que una mala dosificación de la mezcla, demasiado rica en aire. La solución pasaba por una buena regulación del carburador y era sin duda la causa más probable, ya que para arrancarla había variado infinidad de veces la configuración del mismo. Revisaría igualmente el circuito de arranque en frío (starter), pues su cometido era precisamente inyectar una dosis extra de aire.

Como todo en estas motos, al menos en mi corta experiencia, ningún problema venía solo ni tenía una única causa, por no hablar de que cada vez que arreglaba algo estropeaba otra cosa, aunque eso era otra historia. Por esta razón y, al ver que por mucho que tocaba los tornillos del carburador las bujías seguían saliendo negras, empecé a buscar otras posibles causas y soluciones.

1) Limpiar el filtro de aire

2) Limpiar el carburador y comprobar que no tenía fugas

3) Comprobar otras opciones de encendido

4) Utilizar una bujía de mayor índice térmico

5) Reglaje de válvulas o taqués

Comencé por la solución más sencilla, limpiar el filtro de aire, porque era cierto que nunca lo había limpiado, y muy fácil arreglo: sumergirlo en gasolina.

 

Limpiar filtro de aire Ducati

 

El carburador acababa de limpiarlo con Zotal y había revisado sus juntas, aparte de ser una tarea harto engorrosa, de forma que lo aparqué por el momento.

Probé otras opciones de encendido y compré una bujía con mayor índice térmico, pero ni que decir tiene que lo que yo estaba realmente deseando era meterle mano a las válvulas, que era lo único que aún no había tocado.

 

Índice térmico bujía Bujías con diferente índice térmico

¿Qué son y cómo funcionan las válvulas de un motor?

Son las puertas de un motor, a veces están las dos cerradas, a veces una abierta, pero nunca las dos a la vez.

Las válvulas en un motor de explosión son las encargadas de dejar entrar la mezcla de aire y gasolina (válvula de admisión) y dejar salir los productos de la explosión en el momento preciso (válvula de escape), así como de mantener la estanqueidad del cilindro en el momento de la explosión. Son las puertas de un motor, a veces están las dos cerradas, a veces una abierta, pero nunca las dos a la vez.

 

Válvula de admisión Ducati

Válvula de admisión

El encargado de abrir y cerrar las válvulas en el momento adecuado, a modo de mayordomo presto a abrirnos la puerta del motor, es el eje de levas. Dicho eje, va levantando alternativamente unas piezas llamadas balancines, que al subir abren las válvulas, y al bajar las cierran.

 

Eje de balancines Ducati

El balancín es la pieza que se ve en la parte superior de la fotografía, con forma de T o de trompa de elefante.

 

El sistema funciona como un subibaja o balancín, de ahí su nombre. Al bajar, en el momento en el que estamos en el suelo, nuestras piernas estarían empujando y cerrando una de las válvulas, mientras que nuestro compañero habría dejado abierta su válvula, a la espera de que se intercambiasen nuestras posiciones, alternando una y otra vez la apertura de las válvulas.

Para no marearte más, arriba y abajo, simplemente contarte que el director de orquesta encargado de decidir cuando nos toca abrir o cerrar, en la Ducati toma el pomposo nombre de Eje de Rey.

 

Restauración Ducati Forza

El Eje de Rey es el cilindro plateado que sube desde el anagrama “Ducati” hasta la parte más alta del cilindro, la culata.

Cuando se lo escuchas decir a un mecánico, lo normal es que te eches a temblar.

Eje de levas Ducati Forza

Esto es lo que encontramos en la parte superior del Eje de Rey, donde se transmite el movimiento al eje de levas, y de ahí a los balancines.

Reglaje de taqués o de válvulas

Después de todo este rollo teórico nos pusimos manos a la obra para regular la holgura que existe entre la válvula y el balancín, que es lo que comúnmente se denomina reglaje de taqués. Cuando se lo escuchas decir a un mecánico, lo normal es que te eches a temblar, pensando en la factura que a buen seguro te cobrarán por tan rimbombante reparación. Sin embargo, nada más lejos, pues se trata de una operación de lo más sencilla.

Según el manual de la Ducati Forza 350, la separación entre el balancín y la válvula sería el siguiente. En el ejemplo, sería la distancia entre nuestros pies y el suelo, en posición de reposo.

 

Reglaje de taqués Ducati

 

Me armé de un juego de galgas y me dispuse a comprobar la holgura que realmente existía. Comprobé que era infinitamente mayor al teórico por lo que traté de regularlo.

 

Reglaje de válvulas Ducati

Reglaje de válvulas

Con esto, daba por terminado el repaso de las posibles causas que provocaban que las bujías salieran completamente negras. Tras realizar todos estos cambios, me dispuse a arrancar la moto.

La moto arrancó. Arrancó a la primera como queriéndome echar en cara la cantidad de trastadas e improperios que había lanzado contra ella en los últimos días.

Eran las 10 y media de la noche. La apagué y me fui a casa, pues no quería comprobar si la bujía salía negra. Hoy he vuelto al taller, ha vuelto a arrancar a la primera, con buena cadencia aunque con el aire a tope. Ha aguantado al ralentí un buen rato hasta que ha exhalado un último suspiro.

 

img_6726

 

No ha sido un suspiro de alivio. Ha sido un suspiro de desesperación.

Suscríbete ahora y llévate GRATIS la guía Tu Cafe Racer por 1.500 € en 5 pasos.

Cafe Racer barata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *