Cómo pulir las partes metálicas de una moto

Transformación de una Ducati Forza 350 – Cafe Racer Low Cost

Una vez constatado que la Ducati arrancaba y que no presentaba problemas mecánicos de importancia, a falta de comprobar caja de cambios y alternador, decidí comenzar con las tareas de limpieza y embellecimiento de la moto.


Llamaba la atención el mal estado en el que se encontraba todo el motor. Parecía haber sido repintado a brocha y la última capa aparecía agrietada o desconchada en muchas partes. Las aletas del cilindro presentaban óxido y suciedad a partes iguales y apenas podían apreciarse las letras, que efectivamente determinaban que la moto era una Ducati.

Pulido motor Ducati Forza

Pulido motor Ducati Forza

Pulido motor Ducati Forza

La parte más bonita de esta Forza 350 era el motor, por lo que decidí que para sacarle todo el partido, tendría que enfrascarme en la titánica tarea de decaparlo y pulirlo por completo. Dado que no me atrevía a desmontar el motor ya que temía perder alguna pieza, decidí afrontar la tarea pieza a pieza.

Comencé por las tapas del cárter. Al desmontarlas pude comprobar que los tornillos Allen que las aseguraban estaban en muy mal estado, incluso algunos habían sido sustituidos por tornillos normales, por lo que habría que cambiarlos.

Una de las tapas es rugosa y mate, la correspondiente al motor de arranque, seguramente por ser un añadido de Mototrans al diseño italiano del motor, mientras que la otra, repetida en muchos modelos de la marca, es lisa y brillante. No obstante con ambas decidí aplicar todo el proceso de pulido.

Comencé con la tapa izquierda, la del motor de arranque,  aplicando un decapante y raspando con espátula, bisturí y cepillo. La primera capa salió perfectamente, ya que había sido aplicada a posteriori y seguramente con una pintura de baja calidad, sin embargo la capa que la moto traía de fábrica me costó horrores eliminarla.

Decapado motor Ducati Forza

Tras el decapado, seguí un proceso concienzudo de lijado con lija de agua, en primer lugar con grano grueso para eliminar arañazos e irregularidades en las piezas, y sucesivamente con grano cada vez más fino. Para el uso de lija de agua es fundamental mojarla un poco, para evitar arañazos y para que la lija trabaje.

Pulido motor Ducati Forza

Para completar el proceso, me hice de un kit completo de pulido Wolfcraft que incluía disco de fieltro, disco de tela y pastas azul y marrón.

Pulido motor Ducati Forza

Cuando decidí que la superficie era lo suficientemente regular,  pasé al pulido con disco de fieltro y pasta marrón.

Pulido motor Ducati Forza

Después de limpiar bien la superficie y observar los resultados, acabé con varias pasadas del disco de tela y pasta azul.

Pulido motor Ducati Forza

Esté fue el resultado del pulido de la tapa del motor de arranque:

Pulido motor Ducati Forza

Si bien los resultados con la pieza mate fueron los esperables, con la pieza lisa me parecieron impresionantes.

El antes…

Pulido motor Ducati Forza

…y el después.

Pulido motor Ducati Forza

Pulido motor Ducati Forza

Tapas del cárter, lado marchas y encendido, pulidas

Puede verse que aún hay que lijar un poco más con lija muy fina. Esto es fruto de mi falta de paciencia, pero con alguna hora más conseguiréis un efecto espejo total.

Ya que me había metido en este “fregao” decidí utilizar los conocimientos aprendidos para pulir el resto de piezas de la moto, como las llantas, las tapas de las válvulas o la tapa del eje del rey. Cada cosa que me encontraba la pulía, creo que incluso los perros temían que en mi locura los puliese a ellos también.

Pulido motor Ducati Forza

Tapas de válvulas de admisión y escape

Pulido motor Ducati Forza

 Estado inicial de las llantas

Pulido motor Ducati Forza

 Llanta pulida

Te resumo el proceso de pulido:

  1. Decapado y limpieza de la pieza metálica: decapante, lana de acero y Dremel con discos abrasivos.
  2. Lijado con lija de agua: se comienza con grano más grueso para eliminar imperfecciones y se va pasando a lijas cada vez más finas.
  3. Limpieza de la pieza con alcohol o disolvente.
  4. Pulido con disco de fieltro y pasta marrón.
  5. Limpieza de la pieza con alcohol o disolvente.
  6. Pulido con disco de trapo y pasta azul.
  7. Limpieza de la pieza con alcohol o disolvente.

En cada uno de los siete puntos tendrás que aplicar una dosis importante de paciencia, pues sólo con ella conseguirás un buen resultado.

Para mantener los pulidos y en general todos los cromados de la moto, nosotros utilizamos Autosol, con una pequeña cantidad en un trapo de algodón se consiguen maravillas. Es muy barato y nunca se acaba.

Después de un fin de semana en el que me había dejado el brazo y las manos en el taller, me quedaba el buen sabor de boca de que los resultados de mi primera experiencia con el pulido habían sido muy buenos, sin embargo conseguir pulir el resto del motor sin desmontarlo iba a resultar una tarea casi imposible. ¡A ver qué se nos ocurría!

 ***

Suscríbete ahora y llévate GRATIS la guía Tu Cafe Racer por 1.500 € en 5 pasos.

Cafe Racer barata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *