Operación CR125. Día 7 – El manillar de Torrefacta

Una cafe racer se caracteriza entre otras cosas por una conducción aerodinámica, lo más tumbado posible sobre la moto. El manillar tipo “custom” de Torrefacta no cumplía con esta condición, por lo que tocaba elegir un buen manillar cafe racer.


Después del buen resultado obtenido en la modificación del depósito de nuestra Yamaha SR 125, tocaba pasar a la parte frontal de la moto, tocaba modificar el manillar.

Reconozco que esta fase es una de las más sencillas por las que vamos a pasar en nuestra transformación, lo que no imaginaba era que me fuera a costar tanto decidirme por un tipo u otro de manillar. Lo único que tenía claro era que su diámetro medía 22mm.

Mi duda fundamental era si montar unos semi-manillares, con una estética puramente cafe racer, o bien optar por un manillar bajo tipo tracker, es decir, un manillar casi plano. Para solventar esta duda que me quitaba el sueño, utilicé los manillares que tenía a mano: el semimanillar de Afortunada, y el manillar de Lebrijana.

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

Semimanillar de Afortunada

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

Manillar de Lebrijana

 

Sin ser todo lo plano que buscaba, me decanté por el manillar tipo tracker de nuestra Benelli Lebrijana, fundamentalmente porque a la larga, mi espalda lo agradecería.

Con las ideas claras me fui directo a Amazon. En internet y en la calle existen numerosísimas y magníficas tiendas de accesorios cafe racer donde podrás encontrar manillares. En mi caso, si lo encuentro en Amazon suelo comprarlo allí, ya que los tiempos de envío son mínimos y su fiabilidad muy grande.

Fue con la elección del manillar cuando decidí que, ya que me iba a tener que “chupar” los miles de resultados que me ofrecía la web al teclear “manillar cafe racer” o “manillar moto“, con la considerable pérdida de tiempo que eso conllevaba, al menos que ese esfuerzo lo pudieras aprovechar tú. Es decir, publiqué mi pre-selección de componentes cafe racer en nuestra sección tienda, que no son productos nuestros, sino nuestra selección de Amazon.

Con esto, los que más me gustaron fueron estos tres manillares cafe racer.

Manillar barato para cafe racer
Manillar barato para cafe racer
Manillar barato para cafe racer

Como no tenía aún claro qué tipo de velocímetro iba a montar en Torrefacta, no quise arriesgarme a comprar un manillar con un tirante central (ojo, me encantan), así que opté por el básico manillar plano metalizado para cafe racer (28,49€). Se llamaba “Lucas”, y el nombre me gustó.

No hay manillar sin puños, así que tuve que ponerme de nuevo manos a la obra para conseguir unos puños baratos para nuestra cafe racer de 125cc.

En esta ocasión mandó el color que queremos para el asiento, que después de algunas pruebas, habíamos decidido que sería negro, por su contraste con el metalizado del depósito.

Puños baratos para cafe racer
Puños baratos para cafe racer
Puños baratos para cafe racer

En este caso nos decantamos por los tipo barril, que además eran los más baratos (9,33€).

Con esto solamente nos faltaba comprar la maneta que venía rota cuando compramos la moto, para lo que optamos por una muy parecida a la original (7,99€).

¡Cuál fue mi sorpresa cuando constaté el enorme manillar que había comprado!

Ya lo teníamos todo preparado para cambiar el manillar original de la Yamaha SR125. Cargado con todos los regalos me presenté en el trastero, donde me esperaba ansiosa Torrefacta.

Antes de montar el manillar comprado sobre las torretas de la moto, decapé y limpié a conciencia toda la zona, para dejarla en el mismo tono que el depósito. Aproveché también para subir las barras de la horquilla, para bajar un poco el frontal de la moto. Para ello simplemente tienes que aflojar los 4 tornillos pasantes, y golpear con un martillo de nylon, o como hice yo, con un martillo normal protegiendo la zona con un calzoncillo.

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

 

Abriendo las torretas monté el manillar. ¡Cuál fue mi sorpresa cuando constaté el enorme manillar que había comprado!

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

 

¡Sobresalía por todos lados! Ni siquiera entraba por la puerta del trastero. Tuve que tomar la difícil situación de cortar por lo sano.

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

 

Después de despertar a medio vecindario, que imagino pensaron que el asesino de la sierra se había colado en su garaje, obtuve un manillar que se asemejaba mucho más a lo que estaba buscando. En cualquier caso habría sido mucho más fácil haber comprobado las medidas antes de comprar, cosa que no hice.

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

 

Ya sólo quedaba montar sobre el nuevo manillar las manetas, mandos de luces y los nuevos puños que habíamos comprado. En mi siguiente incursión en el trastero quiero abrir con el taladro unos pequeños agujeros para guiar todos los cables por dentro del manillar.

En resumen, nos habíamos gastado bien poco (37,82€ si no cuento la maneta que tú no tendrás que comprar, 17,18€ menos que lo que teníamos presupuestado) y el resultado no podía ser mejor.

 

Manillar cafe racer Yamaha SR125 (2)

 

Suscríbete ahora y llévate GRATIS la guía Tu Cafe Racer por 1.500 € en 5 pasos.

Cafe Racer barata

2 comentarios en “Operación CR125. Día 7 – El manillar de Torrefacta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *