Cómo comprar una Cafe Racer de segunda mano

Nos encanta hacer las cosas nosotros mismos, pero si ya te has decidido a comprar una Cafe Racer de segunda mano, te damos algunos consejos para que tu compra sea un éxito.


Mientras esperamos a que lleguen las nuevas piezas de Torrefacta, nuestra cafe racer de 125cc, vamos a darte algunos consejos para comprar una cafe racer de segunda mano sin que nos vaya la vida en ello.

No olvides que una cafe racer no es una moto de serie, sino una moto totalmente transformada, y como tal, puede suponer una serie de riesgos que hay que tener en cuenta.

 

Taller cafe racer España

1) Cosas que harías si compraras cualquier moto de segunda mano

No perdamos de vista que estás comprando una moto de segunda mano y como cualquier otra, necesitarás asegurarte de que toda su documentación está en regla (permiso de circulación y tarjeta ITV) y que está al día en el pago de los impuestos correspondientes (impuesto de circulación).

Un punto importante es asegurarse de que sobre ella no pesa ninguna carga o gravamen que impida su venta o circulación. Para ello, entra en la web de la dgt y pide un informe reducido del vehículo (con la matrícula puedes conseguirlo). Es gratuito y te librará de muchos dolores de cabeza.

Cuando te decidas a comprarla no olvides rellenar un contrato de compraventa y quedarte con una copia del DNI del vendedor, así como el último recibo del impuesto de circulación (¡que siempre se olvida!).

2) Asegúrate de que es una moto fiable

¿Una cafe racer es fiable? No olvides que es una moto modificada. En muchas ocasiones habrá sido transformada por una persona que ha puesto todo su cariño en la moto, pero que no es mecánico, por lo que es posible que sus conocimientos no sean los mismos que los de un profesional.

Infórmate de todas y cada una de las modificaciones, pregúntale, el vendedor estará encantado de contarte todo lo que le ha hecho a la moto.

Haz hincapié en las reformas que afecten a tu seguridad, como el sistema de frenos o los neumáticos. Pregunta también por las reformas mecánicas, que afecten al rendimiento del motor, para evitar averías que encarezcan tu compra. Por regla general, una moto a la que le hayan cambiado los carburadores, filtros o partes del motor te dará más problemas que una moto con sencillos cambios estéticos.

 

Taller cafe racer España

3) ¿Dónde comprar una cafe racer de segunda mano?

Aunque como cualquier cosa de segunda mano, puedes comprar una cafe racer en cualquier sitio, te vamos a dar tres pistas:

a) En las webs de los fabricantes

En España tenemos la suerte de tener magníficos fabricantes cafe racer, muchos de ellos de fama mundial. Ya hablamos de ellos en “Los mayores templos del Cafe Racer en España”.

b) En los talleres especializados

Es probablemente la mejor de las opciones. Su precio, a diferencia de los grandes constructores, no tiene por qué ser prohibitivo. Además te garantizas que las reformas habrán sido realizadas o al menos revisadas por un profesional.

También hemos hablado de ellos y hemos seleccionado al menos un taller cafe racer por provincia.

c) En las páginas de compraventa

Nosotros lo compramos todo en Milanuncios, nos encanta y podemos pasar horas y horas buceando por sus artículos. Tienes muchos más, no tienes más que escribir “comprar cafe racer segunda mano” en Google, cosa que ya has hecho, ¡si no no estarías aquí!

4) Asegúrate de que esté homologada o se pueda homologar

Que el vendedor te diga que pasa la ITV sin problema o que la utiliza a diario no quiere decir que la moto esté homologada. Asegúrate de que lo está, pues eso encarecerá tu compra. Recuerda que no es aconsejable conducir una moto no homologada, ya que además de las indeseables multas, tu seguro podría lavarse las manos en caso de un siniestro.

Es cierto que siempre podrás homologar tu cafe racer a posteriori (nosotros te lo haremos encantados), pero has de saber que hay cosas que no se pueden homologar, como por ejemplo:

  • Luces, intermitentes o espejos sin código europeo de homologación.
  • Escapes modificados o provenientes de otras motos.
  • Chasis recortados.
  • Aristas cortantes.
  • Motos sin guardabarros delantero.

 

Homologación Cafe Racer


 

Ya te has decidido, has seguido todos los consejos y estás delante de tu flamante cafe racer de segunda mano. Sólo podemos darte la enhorabuena. Los buenos ratos que vas a pasar con ella no tendrán precio.

Suscríbete ahora y llévate GRATIS la guía Tu Cafe Racer por 1.500 € en 5 pasos.

Cafe Racer barata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *